viernes, 22 de julio de 2011

CÉSPEDES Y GRAMAS

Con la llegada del verano nos damos cuenta de la importancia que tiene la pradera; andar descalzos, tumbarnos sobre la hierba, colocar una toalla, jugar con el balón, todas estas actividades son más apetecibles y agradables si hemos elegido con acierto las especies que nos van a servir de soporte y si hemos llevado un mantenimiento adecuado durante el resto del año.
La pregunta que le hago a un cliente cuando se hace un jardín y quiere instalarse una zona de pradera es ¿césped o grama? Y ahí el dilema, ventajas e inconvenientes…
Existe mucha información al respecto, mucha de ella confusa y contradictoria, incluso gente que está metida en el sector que no sabe diferenciar muy bien los términos.

Para empezar, la principal característica  entre  el césped y la grama, es que el césped está verde durante todo el año y la grama NO.
La grama durante el invierno y cuando las temperaturas bajan de 12 ºC  no vegeta, es decir, detiene su crecimiento adquiriendo una tonalidad pajiza, se agosta o entra en latencia hasta que las temperaturas vuelven a ser favorables y de nuevo comienza a vegetar, brota y vuelve a adquirir su color verde. Así pues durante el invierno no   hace falta regarla, ni abonarla, ni segarla, con lo que el mantenimiento nos lo ahorramos.

Por ello es adecuada en zonas donde sólo la vamos a disfrutar durante el buen tiempo o la vamos a poder mantener en verano.
Si tenemos grama y la queremos tener verde todo el año, habrá que resembrarla con césped en otoño cuando la grama empiece a amarillear, esta tarea habrá que realizarla todos los años puesto que la grama en verano termina colonizando al césped.
Actualmente existen en el mercado variedades de grama muy fina, como las bermudas híbridas que tienen el mismo aspecto que un césped, agradable al tacto y muy finas que admiten siegas muy bajitas. Atrás quedaron esas gramas bastas y duras que atravesaban las toallas y hacían un colchón el que te hundías al andar.

Campo del Valencia C.F. Cubierta vegetal de Bermuda

Detalle de la Bermuda. Fina y segada muy rasa
Gramón o kikuyu. Aspecto pajizo en invierno. Estolones muy bastos.

En otra ocasión hablaremos del Paspalum vaginatum y la Zoysia japonica, especies nuevas de gramas mejoradas con características especiales.

En cuanto al césped lo que se suele sembrar es una mezcla de semillas de gramíneas, las más utilizadas son Festucas, Loliums (Ray-grass), Poas y Agrostis.
Una mezcla racional se semillas significa una mayor posibilidad de resistir a las variaciones metereologicas  y soportar las distintas naturalezas de suelos.

A tener en cuenta cuando compramos una mezcla de semillas, que NO existen un césped para sombra, el césped necesita pleno sol, aunque si es verdad que si tenemos una sombra ligera podemos meter una Poa trivialis que tolera una  semisombra.
Si vivimos en la zona mediterránea y queremos un césped que nos aguante las altas temperaturas, pondremos un mayor porcentaje de Festuca arundinacea. En el norte de España donde las temperaturas no son tan extremas, y hay más precipitaciones el porcentaje de Lolium  perenne o Ray-grass será el que domine.

Mezcla de semillas de césped. Festuca, Ray-grass y Poa

En cuanto a cuidados, tanto en el césped como en  la grama  son muy parecidas si lo que queremos es tener una grama en perfectas condiciones. Mismas dosis de riego, misma frecuencia de corte, abonados y tratamientos fitosanitarios. La ventaja de la grama sobre el césped es que si ocurre un fallo de riego en pleno mes de agosto y la grama está dos días sin regarse, la grama se empezará a secarse pero en cuanto tengamos el riego solucionado la grama volverá a crecer y ponerse verde. Si esto mismo le ocurre al césped, ya puedes darlo por perdido, por que no se vuelve a recuperar.
A tener en cuenta que la grama necesita más escarificados que el césped para mantenerla sin zonas necrosadas y evitar que haga colchón. (En otra ocasión explicaré éstos términos utilizados en el mantenimiento de praderas).
La época de siembra también varia, mientras que la grama necesita calor para germinar y por tanto la sembraremos a partir de mayo, el césped lo sembraremos a partir de septiembre, evitando los meses de junio, julio y agosto, sino tendremos problemas con hongos, seguro. La opción para tener césped en verano será colocarlo en tepe, puesto que el tepe sea de grama o de césped lo podemos colocar siempre, sin ninguna excepción. En invierno el tepe de grama viene resembrado con semillas de césped por tanto lo tendremos verde.


Tepe de Bermuda

Todo un sinfín de posibilidades  para acertar con nuestra elección.
Espero que después de tanto rollo, al menos esta información os sea útil. En futuros post os iré comentando de otras opciones y alternativas tanto del césped como de la grama.

2 comentarios:

  1. Hola
    En la eleccion del cesped natural de cesped o de grama , depende el uso que le des
    Si lo que deseas es un jardin con mucho transito , vamos que lo vas a pisar mucho , piscinas , parques ...... el ideal es una mezcla de poa y festuca , si lo quieres con elemento visual para que quede bonito , ray grass y poa , pero si tu jardin casi no lo vas a usar , la ideal es grama , zoysa o paspalum , lo unico malo es cuando llege el invierno estos cesped o gramas en rollos o tepes , tornaran a un color amarillento
    Saludos
    Tepecenter

    ResponderEliminar
  2. Hola ' nos acabamos de mudar a una casa que en el jardín tiene distintos tipos de grama en algunos trozos es muy astillosa en otros es fina y crece más lento. Como podemos mejorarlo

    ResponderEliminar